La adicción implica el deseo intenso de algo determinado (existe una gran variedad de addicciones valencia diferentes desde sustancias, alcohol, comida, sexo hasta videojuegos), la pérdida de control sobre su uso y la caída continua y reiterada sobre la misma cuestión a pesar de las consecuencias adversas que provoca. La adicción cambia el cerebro, primero al subvertir la forma en que el mismo registra el placer y luego al corromper otros impulsos normales como el aprendizaje y la motivación. Aunque romper una adicción es difícil, lo cierto es que es totalmente posible sobre todo si se cuenta con ayuda profesional adecuada. En esta oportunidad hablaremos un poco más acerca de las adicciones valencia y sus impactos.

¿Qué causa las adicciones valencia?

La palabra “adicción” se deriva de un término latino que significa “esclavizado por” o “obligado a”. Cualquiera que haya luchado para superar una adicción, o haya tratado de ayudar a alguien más a hacerlo, entiende por qué la conducta se asocia con esos términos.

La adicción ejerce una influencia larga y poderosa en el cerebro que se manifiesta de tres maneras distintas: anhelo por el objeto de la adicción, pérdida de control sobre su uso y utilización reiterada o repetición de la conducta en cuestión a pesar de las consecuencias adversas.

Durante muchos años, los expertos creían que solo el alcohol y las drogas potentes podían causar adicción: sin embargo, las tecnologías de neuroimagen y las investigaciones más recientes han demostrado que ciertas actividades placenteras, como los juegos de azar, las compras y el sexo, también pueden cooptar el cerebro y transformarnos en adictos.

Nuevas ideas sobre un problema común

Nadie realiza ninguna conducta con la intención especifica de desarrollar una adicción, pero muchas personas quedan atrapadas en la trampa. Para entender un poco más a las adicciones valencia y los últimos estudios científicos sobre el tema, veamos las siguientes estadísticas:

  • Casi 1 de cada 10 personas son adictas al alcohol u otras drogas.
  • Más de dos tercios de las personas con adicción abusan del alcohol.
  • Las tres drogas principales que causan adicción son la marihuana, los analgésicos opioides (narcóticos) y la cocaína.

En la década de 1930, cuando los investigadores comenzaron a investigar qué causaba el comportamiento adictivo, creían que las personas que desarrollaban adicciones tenían defectos morales o carecían de fuerza de voluntad. En aquellos momentos se pensaba que superar la adicción implicaba castigar a los malvados o, alternativamente, alentarlos a reunir la voluntad de romper un hábito maligno que les estaba causando consecuencias negativas. Claramente el enfoque en la actualidad es diferente y hoy reconocemos la adicción como una enfermedad crónica que cambia tanto la estructura como la función del cerebro. Así como la enfermedad cardiovascular daña el corazón y la diabetes deteriora el páncreas, la adicción secuestra el cerebro y lo transforma. Esto ultimo hace que el cerebro pase por una serie de cambios, comenzando con el reconocimiento del placer y terminando con un impulso hacia el comportamiento compulsivo.

Adicciones valencia ¿Tienes adicción?

Determinar si se tiene adiccies valencia no es completamente sencillo. Y admitirlo además no es fácil, en gran parte debido al estigma y la vergüenza que aún existen asociados con la adicción. Pero reconocer el problema es el primer paso hacia la recuperación.

Una respuesta afirmativa a cualquiera de las siguientes tres preguntas sugiere que podrías tener un problema de adicciones, siendo importante que busques ayuda profesional y asesoramiento para poder recuperarte y mejorar tu calidad de vida y tu salud.

  • ¿Notas que utilizas en exceso una determinada sustancia o repites una determinada conducta compulsiva y que esto ha ido aumentando con el tiempo?
  • ¿Tienes síntomas de abstinencia cuando no tienes la sustancia o no realizas el comportamiento?
  • ¿Alguna vez has mentido a alguien sobre el uso de la sustancia o el alcance de tu comportamiento compulsivo?

La recuperación es posible

No es suficiente con “simplemente decir que no”, como sugería el eslogan de los años ochenta que tan famoso se hizo en la “lucha contra las drogas”. En cambio, puedes protegerte (y curarte) de la adicción diciendo “sí” a otras cosas. Cultiva diversos intereses que le den sentido a tu vida, además de ser fundamental comprender que los problemas de la vida que muchas veces nos llevan a caer en las adicciones no son permanentes. Por otro lado, es trascendental atravesar la recuperación con un profesional calificado para ello que te guiará en volver a encontrar el camino.

Aceptas el uso de cookies al navegar por esta web. Más información.

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar