Tanto la inteligencia emocional como el correcto manejo de las emociones en niños es una de las claves que se trabajan en el centro psicología alicante: entre los distintos sistemas que se suelen utilizar para enseñarle a los más pequeños a manejar emociones controvertidas como el enojo y la ira encontramos el sistema de semáforos, sobre el que profundizaremos a continuación.

Centro psicología alicante: niños manejando el enojo

El sistema de semáforos es una herramienta para niños de 4 a 10 años para ayudarlos a manejar sus emociones: los pequeños a esa edad pueden identificar emociones básicas pero tienen problemas para manejarlas adecuadamente, por lo que contar con alguna herramienta que les permita trabajarlas de manera eficiente e inteligente puede ser verdaderamente beneficioso. El sistema de semáforo utiliza un símbolo reconocible, el semáforo clásico, para enseñar a los niños cómo manejar las emociones, especialmente las negativas.

Centro psicología alicante: el semáforo para el enojo

La mayoría de los niños entienden perfectamente cómo funciona un semáforo porque los ven todos los días, lo que lo convierte en un símbolo ideal para el manejo emocional. Rojo significa parar, amarillo significa esperar o reducir la velocidad, y verde significa avanzar. Si aplicamos los colores del semáforo a la ira de los niños, estos aprenderán a manejar sus emociones como si fuera un juego y definitivamente se transformará en una buena manera de ayudarlos a atravesar situaciones de enojo y desarrollar una buena inteligencia emocional.

Dicho esto, podemos preguntarnos cómo lograr que un niño relacione sus emociones con un semáforo: lo cierto es que si deseamos utilizar el sistema de semáforos, primero debemos enseñar a los niños a asociar los colores del semáforo con las emociones y el comportamiento que vienen aparejadas a ellas. En este artículo, explicaremos la función y la respuesta de cada color para que todos aquellos que deseen implementarlo en casa con los más pequeños tengan una buena referencia para la práctica.

Autorregulación emocional

¿Por qué es tan importante que los niños manejen sus propias emociones? Los expertos en psicología creemos que es importante enseñar a los niños el control emocional y fomentar la autoconciencia para que puedan transformarse luego en adultos saludables, capaces y con autoestima. Del mismo modo, es importante hacer hincapié en que los niños deben aprender que sus reacciones serán diferentes según su estado de ánimo, y que ellos tienen el poder de elegir la reacción adecuada a cada situación.

Un estudio de 2009 realizado por especialistas en la materia enfatiza la importancia de la autorregulación emocional para los pequeños en pos de ayudar a prevenir trastornos más graves más adelante en la vida. Teniendo en cuenta lo importante que es la regulación emocional para que una persona crezca saludable e integra, el sistema de semáforos es un gran ejemplo de una técnica que puede ayudar a los niños a aprender a controlar sus emociones.

El sistema de semáforos: ¿qué significan los tres colores?

Ya que hemos hablado de la importancia que tiene enseñarle a los niños a auto regular sus emociones y conductas en la infancia para poder crecer y transformarse en adultos saludables, es momento de que pasemos a analizar el sistema de semáforo y qué significado debemos atribuirle a cada color en la enseñanza de la regulación emocional. Lograr que los niños desarrollen su propia inteligencia emocional a temprana edad definitivamente significará un gran paso en su desarrollo.

Rojo

El color rojo simboliza la necesidad de dar un alto, calmarse. Cuando no puedes controlar una emoción, específicamente el enojo, debes detenerte tal como lo harías en una luz roja en una intersección. Si te sientes abrumado por la ira, debes hacer una pausa y pensar en lo que te está sucediendo.

Amarillo

Momento de pensar y reflexionar sobre el problema y cómo te sientes: “¿Cómo me siento ahora?”, ¿Estoy enojado? O “¿Me siento triste? ” En estas situaciones debemos pedirle al niño que piense en las posibles respuestas alternativas y las consecuencias de la situación. ¿Cuál es la respuesta más adecuada? ¿Cuál es la solución que ofrece más beneficios?

Verde

Momento de actuar, resolver el problema. Una vez que el niño piensa en las posibles respuestas, debe elegir la mejor opción para llegar a una solución. Luego, lo llevan a cabo para resolver el problema que tienen. Reforzar sus respuestas positivas es importante para su proceso de aprendizaje. El refuerzo positivo ayuda al niño a sentir que su esfuerzo es válido y notado, eso los alienta a participar en esos mismos patrones de comportamiento en el futuro.

En conclusión, la regulación emocional es una habilidad fundamental para impartir a los niños. Los adultos deben asegurarse de darles a los niños las herramientas para poder manejar emociones como la ira, el miedo y la frustración. Dada la importancia de esta habilidad, es sumamente util que existan herramientas como el sistema de semáforos para ayudar a los niños a aprender de una manera divertida y accesible.

Aceptas el uso de cookies al navegar por esta web. Más información.

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar