Guía de relajación para aliviar el estrés – Parte III

Ya hemos visto diversas técnicas de relajación en articulos que apuntan más que nada a trabajar la tensión física combinándolo con la calma mental. Si quieres revisar otros métodos de aliviar el estrés, te invitamos a leer la Parte I y la Parte II de esta guía. Sigamos revisando el resto de las practicas que recomendamos.

Tecnica 7: el automasaje

Probablemente ya sepas cuánto puede ayudar un masaje profesional en un spa o club de salud a reducir el estrés, aliviar el dolor y aliviar la tensión muscular. Lo que quizás no sepas es que puedes experimentar algunos de los mismos beneficios en el hogar o en el trabajo al practicar el auto masaje o intercambiar masajes con un ser querido.

Intenta tomarte unos minutos todos los días para darte un masaje en tu escritorio entre tareas, en el sofá al final de un día agitado o en la cama para relajarte antes de dormir. Para mejorar la relajación, puede usar aceite aromático, loción perfumada o combinar el mensaje propio con la atención plena o las técnicas de respiración profunda.

¿Cómo practicar un automasaje efectivo en cinco minutos?

Prueba combinaciones de trazos suaves con el borde de las manos sobre tu piel o golpea con los dedos o las palmas ahuecadas. Ejerce presión sobre los nudos musculares y masa a través de los músculos intentando movimientos largos, ligeros y deslizantes. Puedes aplicar estos trazos a cualquier parte del cuerpo que puedas alcanzar facilmente.

  • Comienza amasando los músculos en la parte posterior del cuello y hombros. Haz un puño flojo y tamborilea rápidamente hacia arriba y hacia abajo a los lados y la parte posterior de tu cuello. Luego, usa tus pulgares para trabajar pequeños círculos alrededor de la base de tu cráneo. Masajea lentamente el resto del cuero cabelludo con la punta de los dedos. Luego golpea tus dedos contra su cuero cabelludo, moviéndo de adelante hacia atrás y luego hacia los lados.
  • Ahora masajea tu cara. Haz una serie de pequeños círculos con los pulgares o las yemas de los dedos y presta especial atención a las sienes, la frente y los músculos de la mandíbula. Usa tus dedos medios para masajear el puente de la nariz y trabaja hacia afuera sobre las cejas hasta las sienes.
  • Finalmente, cierra los ojos. Coloca tus manos sobre la cara sin apretar e inhala y exhala suavemente por unos minutos.

Tecnica 8: yoga y tai chi

El yoga implica una serie de posturas móviles y estacionarias, combinadas con respiración profunda. Además de reducir la ansiedad y el estrés, el yoga también puede mejorar la flexibilidad, la fuerza, el equilibrio y la resistencia.

¿Qué tipo de yoga es mejor para el estrés?

Aunque casi todas las clases de yoga terminan en una pose de relajación, las clases que enfatizan el movimiento lento y constante, la respiración profunda y los estiramientos suaves son mejores para aliviar el estrés.

  • Satyananda es una forma tradicional de yoga. Presenta posturas suaves, relajación profunda y meditación, por lo que es adecuado tanto para principiantes como para cualquiera que tenga como objetivo principal la reducción del estrés.
  • El hatha yoga también es una forma razonablemente suave de aliviar el estrés y es adecuado para principiantes.
  • El power yoga , con sus poses intensas y su enfoque en la forma física, es más adecuado para aquellos que buscan estimulación y relajación.

Tai Chi

Si has visto a un grupo de personas en el parque moviéndose lentamente en sincronía, es probable que hayas presenciado una clase de tai chi. El Tai Chi es una serie de movimientos corporales lentos y fluidos, y al enfocar la mente en los movimientos y en la respiración, podemos mantener la atención en el presente, lo que nos lleva a un estado de relajación.

El Tai Chi es una opción segura y de bajo impacto para personas de todas las edades y niveles de condición física, incluidos los adultos mayores y aquellos que se están recuperando de lesiones fisicas. Al igual que con el yoga, es mejor aprenderlo en una clase o de un instructor privado para poder obtener todos sus beneficios.

Consejos para comenzar una práctica de relajación

Aprender los conceptos básicos de estas técnicas de relajación no es difícil, pero se necesita práctica regular para aprovechar realmente su poder para aliviar el estrés. Intenta reservar al menos 10 a 20 minutos al día para dedicarle a la práctica de relajación.

Reservarle un lugar en la agenda

Si es posible, debes programar un horario establecido una o dos veces al día para la práctica de cualquiera de las técnicas de alivio del estrés que hemos visto en estas tres partes. Si tu agenda ya está llena, intenta meditar mientras viajas en el autobús o en el tren rubmbo al trabajo, o toma un descanso de yoga o tai chi a la hora del almuerzo o practica caminar conscientemente mientras sacar a pasear al perro.

Aprovechar la tecnología

Muchas personas encuentran que las aplicaciones o las descargas de audio pueden ser útiles para guiarlos a través de diferentes prácticas de relajación, establecer una rutina regular y realizar un seguimiento del progreso. Ideal para quienes están comenzando y buscan un estimulo para volver de las técnicas de relajación una rutina diaria.

Los altibajos son normales

A veces puede tomar tiempo y práctica comenzar a cosechar las recompensas completas de las técnicas de relajación como la meditación. Cuanto más regularmente las practiques, más pronto llegarán los resultados. Si te saltas algunos días o incluso algunas semanas, no te desanimes, simplemente comienza de nuevo y aumenta lentamente la cantidad de minutos o veces que las pones en practica.

 

Aceptas el uso de cookies al navegar por esta web. Más información.

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar