Imagen Mujer Saltando

Cualquiera de ellas, aunque sólo sea una, puede transformar tu vida. No creas nada, experiméntalo por ti misma.

1- Lee y practica esta guía.

Si deseas una vida estimulante, llena de cambios evolutivos y nuevas etapas, comprométete e inicia acciones. A veces una pequeña acción puede ser el detonante de una gran transformación que, a su vez, atraiga nuevas oportunidades.

2- Hazte vegana o vegetariana.

A Hipócrates, médico griego naturista de conocido renombre, se le atribuye esta frase: “somos lo que comemos”. Una alimentación bien planificada, basada en ingredientes naturales, llena de vida, donde contribuyes a la convivencia pacífica entre todos los seres de la Tierra, desde la no-violencia, te convertirá en una persona más pacífica, saludable y llena de energía vital.

3- Deshazte de la televisión.

Te sorprenderá saber que la televisión no fue desarrollada como un aparato de entretenimiento e información para la población, en su primera patente fue inscrita como “aparato para manipular ondas cerebrales”. Reflexiona sobre ello. Sabemos que la televisión está controlada por intereses y que, a menudo, la información que recibimos desde ella no sólo está sesgada sino que también está manipulada. Hoy en día disponemos de una amplia gama de opciones de diversión y conocimientos. Además, la televisión crea en nuestras mentes esquemas limitantes acerca de lo que es la realidad y de nuestras posibilidades…recuerda aquella máxima: “la mente es como un paracaídas, pues no sirve de nada si no la abres”. Tu potencial es infinito, las claves para desarrollar ese potencial no las encontrarás en la TV.

4- Aprende comunicación asertiva.

Este hito evolutivo marcará un antes y un después en tu vida. Si te amas a ti misma y, consecuentemente, deseas una convivencia armónica y respeto para todo el mundo, entrénate en comunicación asertiva. Es fácil, sólo propóntelo. No importa lo que hayas aprendido en el pasado, puedes cambiarlo. Lee libros y practica. Es necesario, será una gran apuesta por tu realización y madurez personal.

5- Dí te quiero y palabras amables a alguien todos los días.

Oxitocina, dopamina, endorfinas, serotonina… una palabra amorosa tiene tanto poder como para hacer segregar en ti y en quienes te rodeen la química interna que lleva a experimentar y sentir felicidad.

6- Limita el uso del móvil.

Entraríamos en un terreno oscuro y escabroso si nos pusiéramos a hablar de las radiaciones de tu dispositivo móvil, así como de sus efectos sobre tu salud. Pero ya sabes de todo esto. Si no, te invito a hacer una pequeña búsqueda para motivarte. Deja el móvil en casa siempre que no lo necesites. Cuando vayas con él, como mínimo puedes dejar desactivados los datos. Sal incluso a la naturaleza para equilibrar tus frecuencias energéticas, tus niveles de iones negativos (que son los “positivos”). Comunícate más como antes, de tú a tú, haz un uso razonable. Cuida de tus familiares y enséñales este nuevo hábito, especialmente si tienes niños y niñas. Te sentirás mejor, tanto física como emocionalmente.

7- Desarrolla más autoconocimiento.

¿Sabes que conocerte y descubrir en ti aptitudes, talentos, cualidades personales, es algo que dura toda la vida? Trabajar este tipo de ejercicios sencillos de crecimiento personal te dará una fuerza en tu vida que aún ni sospechas.

8- Afirma que te gustas cada día más.

¿Quién en el mundo más que tú puede darle el colorido y la singularidad que tú le das?¿quién podría ocupar mejor tu lugar que tú misma? Para vivir de este modo, y en pro de tu felicidad, comienza con este sencillo ejercicio: escribe en tu espejo “cada día me gustó más” y siéntelo cada mañana. No sólo lo necesitas tú, lo necesitamos todas y todos.

9- Perdona y libérate.

Si llegas a entender que las personas que te han hecho daño han sufrido lo mismo que te hicieron a ti (o experiencias peores) y todavía no han podido curarse internamente, y sabes que si algún día sanan te pedirán perdón, no te hará falta arrastrar experiencias difíciles de tu pasado hasta tu presente. Podrás viajar más liviano…y más en paz. Quizá te pueda llevar un tiempo, pero merece la pena.

10- Conoce y practica la meditación.

Una vieja máxima de filosofía yóguica dice “ quien domina su mente domina el mundo”. No son las experiencias las que lo determinan todo, sino tu actitud ante ellas. Necesario no, imprescindible, dentro de nuestra civilización, que aprendas a limpiar tu mente, a pacificarla y, finalmente,  llevarla hacia la luz. Todo cambia sólo desde dentro.

11- Dedícate un espacio semanal sólo para tu desarrollo personal.

El potencial que tienes como ser humano es prácticamente infinito, ¿por qué viajar en un “modelo básico” si puedes conocer y manejar todos los complementos “full equip” de tu vehículo? Créeme, cultivarte potencia la profundidad de la experiencia de la vida.

12- Juega y aprende con los/as niños/as.

Naturaleza primigenia y pura sin modificar. Esencia inocente, amorosa, auténtica. Observar y convivir con estas increíbles criaturas, las niñas y niños, te hará volver a creer que la naturaleza del ser humano es infinitamente bondadosa. Descubrías quién eres en realidad.

13- Toma alga chlorella y espirulina. Desintoxícate y revitalízate.

En el mundo actual existe un problema aún bastante desconocido, éste el origen de innumerables desequilibrios o enfermedades físicas y psicológicas. Se trata del nivel que tenemos en nuestro organismo de toxicidad, algunas de estas sustancias químicas dañinas son bioacumulativas, es decir, que nuestro cuerpo no puede deshacerse normalmente de ellas y las va acumulando en ciertos órganos o tejidos. De este modo, las funciones fisiológicas acaban no desarrollándose correctamente, por ejemplo, existen investigaciones científicas que demuestran los anómalos y excesivos niveles de aluminio en el cerebro de personas con pérdidas de memoria y Alzheimer. O estudios acerca de químicos que actúan en el intestino dificultando la proliferación de bacterias benéficas, así como la secreción de la serotonina que allí se produce, de este modo, desarrolla el organismo ritmos intestinales inadecuados y trastornos depresivos por la escasez de los neurotransmisores adecuados. Estos seres vivos fantásticos que son estas algas, chlorella y espirulina, aíslan y arrastran tóxicos en tu interior, eliminándolos vía intestinal. Su consumo beneficiará tu salud de modo integral, cuerpo y mente. Eso sí, consúmelas de cultivo biológico u orgánico, esto es muy importante. Este tratamiento es muy sencillo, has de comenzarlo poco a poco, asesórate en tu herbolario, farmacia o con tu médica/o antes de empezar una cura de desintoxicación.

14- Lee todos los libros que puedas.

La lectura desarrolla enormemente la inteligencia y abre tu mente. Desde la antigüedad a se sabe que un pueblo inculto es un pueblo manipulable. Ten tus ideas propias. Viaja y descubre nuevos conocimientos a través de los libros. Investiga en lo que te apasiona. Expándete.

15- Cúrate con remedios naturales.

Lamentablemente vivimos en un mundo donde, a menudo, la medicina y los medicamentos están intervenidos por grandes intereses de industrias farmacéuticas. La mayoría de enfermedades tienen también un tratamiento natural, a veces incluso puedes combinar ambos tipos de medicinas, alopática y naturista, acudiendo a un profesional acreditado formado en ambas medicinas al mismo tiempo. También te recomiendo que, ante un desequilibrio, investigues siempre las causas emocionales o psicológicas subyacentes con una buena psicóloga o psicólogo. Por supuesto, un desequilibrio psicológico medicado con farmacología psiquiátrica debería ser siempre acompañado por una psicoterapia, ya que si no se corre el peligro de convertir el trastorno en crónico y ser dependiente de medicamentos sin que haya una verdadera curación y evolución interior.

16- Descubre el poder de tu mente.

Cada vez más experimentos científicos dentro de la Física Cuántica nos revelan el poder que tenemos los seres humanos sobre el mundo que nos rodea. Es comúnmente aceptado por la comunidad científica la no-diferenciación entre ondas y partículas, de tal modo que la realidad puede estar al mismo tiempo manifiesta, tangible, y no-manifiesta, existiendo en un plano no denso ni material. Inmunerables investigaciones confluyen en que la intención puede causar movimientos en la realidad física. Desde tiempos inmemoriales, en círculos de conocimientos arcanos, se ha sabido de la existencia de lo que ha sido llamada la “ley de atracción o vibración”, y en las últimas décadas este conocimiento se ha popularizado a través de ingentes cantidades libros, páginas de internet y documentales. Esta “Ley” postula que el ser humano, a través de su poder inherente interior, tiene la fuerza de atraer, o materializar lo que crea en su universo psíquico. Es sólo una cuestión de focalización, descubre el inmenso potencial creativo de tu mente, enfocando tus pensamientos y emociones hacia lo que desees manifestar.

17- Descubre tu potencial.

Eres una mujer única y singular, completamente dotada para hacer algo que sólo tú puedes hacer. Trata de despejar dudas, miedos y limitaciones impuestos por tu pasado personal y familiar (experiencias difíciles que dejan heridas y sentimientos de incapacidad) así como por tu cultura (a través de creencias o programaciones, por ejemplo, a través de la televisión). Has de saber que tienes el poder y la fuerza de hacer real la intención más pura y vibrante de tu corazón, puedes crear la vida que deseas y te reporte mayor felicidad.

18- Persigue un sueño.

Una vida sin sueños es como un camino sin meta, como un crucero sin puerto, sin rumbo, a la deriva. Un sinsentido. La sociedad nos ha condicionado de tal forma que ya nadie se atreve a soñar, desde la valentía de atreverte a ser tú misma, sin límites. En la mayoría de desequilibrios mentales se observa que el individuo se ha perdido a sí mismo para confluir con la masa, en un estilo de vida carente de sentido y propósito. Tener metas, deseos, sueños, proyectos, te llena de vida, de entusiasmo, te  provee de grandes dosis de felicidad, tanto como en el disfrute del camino como en su consecución final. Y si te dijeran que puedes, que no hay límites, pregúntate qué harías con tu vida. Pues puedes, es más, has venido al mundo a ello, a realizarte (a hacerte “real”). Escucha tu corazón, lo que siempre quisiste, desempolva tu sueño mas preciado y enfócate en tu felicidad. Sólo tienes que mantenerte firme en tu propósito, conseguirlo es sólo cuestión de tiempo.

19- Ama consciente a tu pareja.

Tenemos una idea equivocada de las relaciones. Pensamos que el momento más intenso afectivamente es el principio, el enamoramiento, cuando conocemos a alguien. Y que luego, con los años, surge la inevitable monotonía. Esto es sólo así porque descuidamos lo que más amamos, del mismo modo que te descuidas a ti misma. Sin embargo, todo aquello que nutres, que abonas, que podas, que estimulas, crece. Observa la naturaleza y te darás cuenta de ello. Tener una relación bien nutrida te reportará innumerables buenos momentos en la vida. Cultiva la amistad con tu pareja, comunícate, mímale, haz el amor, complácele. Si sois dos personas maduras, recibirás el mismo regalo para ti y los años harán crecer el amor. Y, si hay algo que reporta verdadera felicidad en la vida, es vivir en el amor.

20- Elogia frecuentemente a las personas que te rodean.

Una actitud que te hará ser una persona con grandes habilidades sociales. Elogiar las cualidades de las personas de tu entorno familiar, laboral y social es una clave importante para tener relaciones exitosas. Puedes en tus ratos libres confeccionar una lista de atributos positivos de las personas de tu entorno y tenerla en la cabeza de antemano, así podrás utilizar un elogio adecuado en la situación conveniente. Sé sutil. Por supuesto, no se trata de manipular, se trata de hacer sentir bien a las demás personas y facilitarte las buenas relaciones. Haz la prueba y me cuentas qué efecto surte.

21- Ayuda a alguien desinteresadamente.

La colaboración desinteresada entre personas genera una satisfacción especial. Todo el mundo que participa en actividades altruistas parece sentirse de un modo agradable y especial después de desarrollar una labor de servicio. Ésto tiene una explicación: la ayuda desinteresada segrega en nuestro organismo oxitocina y dopamina, lo que te dará una sensación especial de recompensa, satisfacción y felicidad, así como vinculación con las personas a quien hayas ayudado. Es más, es un comportamiento natural de nuestra especie, que olvidamos ante el ritmo frenético de nuestra civilización y que es muy interesante reincorporar en tu vida para sentirte plenamente.

22- Viaja más

Cada viaje te aporta autoconocimiento, ya sea que emprendas un viaje interior o exterior. Es decir, coge un medio de transporte y descubre un lugar nuevo que te aportará nuevas visiones, pondrá en tela de juicio tus hábitos y costumbres. Pero también el viaje puede ser interior, a través de una terapia o una actividad de crecimiento, como unas sesiones de psicoterapia o unirte a un grupo de encuentro y desarrollo personal. Y cada cambio, por pequeño que sea, puede ser el detonante de una transformación profunda.

23- Vigila el ph de tu cuerpo y alcalinízate.

Tu cuerpo tiene un ph normal de entre 7.35 a 7.45, es decir un nivel concreto de equilibrio ácido/alcalino. Muchas enfermedades nacen por no respetar los niveles correctos de alcalinidad. Una alimentación demasiado ácida es muy típica de la cultura en la que vivimos, puedes buscar tablas de ph de alimentos y comprobarlo, así como comenzar a planificar un aporte de alimentos para equilibrarte. Esto es fundamental para tu salud, ya que las células patógenas (virus, bacterias, hongos, células cancerosas) sólo pueden vivir en medios de ph ácido. Reflexiona sobre el alcance e implicación de esta información y el valor que tiene para tu salud. Además debes tener en cuenta que las emociones también pueden cambiar tu ph, ya que cada una de ellas se convierte en química en tu cuerpo, por ejemplo, el estrés genera cortisol y adrenalina, que acidifican tu organismo. Descansar, cultivar una personalidad pacífica, sin sobresaltos, estar tranquila, sentirte a gusto y plena con tu vida, son estados que también te aportan un buen equilibrio alcalino. Asimismo, los alimentos ácidos pueden interferir en tus emociones, alterándolas negativamente, sintiéndote más irritada, agotada e incómoda y lo contrario, una buena dosis de alimentos alcalinos mejorará tu esfera emocional.

24- Aprende todo lo que puedas de Psicología.

Si has leído esta pagina web, sabrás que el termino “Psicología”, etimológicamente, significa “conocimiento del alma”. Somos una sociedad muy enfocada en lo externo y material, y las consecuencias son la mala salud y el vacío interior. Si tienes cuerpo, has de saber cómo cuidarlo. Si tienes alma, es decir “cuerpo” mental y emocional, incluso espiritual, has de saber cómo funcionan, cómo nutrirlos y cuidarlos para poder sacar el máximo partido de esta aventura humana. Hoy en día es más fácil que nunca, tienes a tu disposición innumerables fuentes de conocimiento, psicoterapeutas, bibliotecas, internet. Conocimiento es poder.

25- Haz psicoterapia para tu crecimiento.

Podríamos dividir la vida en dos etapas. Puesto que ninguna familia con la que nadie se haya criado es perfecta, seguro que, haber vivido en una de ellas, ha creado en ti ciertas limitaciones, traumas o tensiones heredadas. Conocer y eliminar esos lastres, o vaciar las cargas de la “mochila” que llevas, es imprescindible tanto como para viajar ligera de equipaje como para despejar los obstáculos de tu camino, con el objetivo de que puedas realizar quién eres de verdad y desplegar todo tu potencial. Primera fase: desmonta tus sombras, las limitaciones aprendidas en tu pasado. Segunda fase (ya libre de interferencias): estás en este mundo para desarrollarte y aportar tu única y singular contribución, y, con todo ello vivir una vida plena.

Aceptas el uso de cookies al navegar por esta web. Más información.

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar