Las claves en la búsqueda del bienestar – Parte II

¿Cuántas veces preferimos poner el foco en todo lo que salió mal? ¿O hacemos hincapié en todo aquello que no pudimos cumplir? Si bien puede ser la naturaleza humana prestar más atención a los contratiempos, los psicólogos han descubierto que podríamos acercarnos a nuestros objetivos para ser más saludables y felices si aprendemos a saborear mejor las experiencias positivas y celebrar incluso los éxitos más pequeños.

Pequeños trucos para aumentar el bienestar físico y mental

Para poder sentir bienestar es fundamental estar conscientemente comprometidos a lograrlo y además tener siempre la consciencia activa cada vez que tenemos algun evento positivo en nuestra vida.

Este compromiso consciente aumenta la felicidad, fortalece las relaciones, mejora la salud mental y física, y mejora la creatividad. Aquí le mostramos cómo puedes aplicar algunas útiles y sencillas estrategias para ayudarte a mejorar tu salud física y mental de manera consistente en tu día a día:

Celebrar las cosas de la vida

Comienza tu semana encontrando al menos un éxito para celebrar. ¿Pudiste encontrar tiempo en tu rutina para sentarte a cenar con tu familia? Entonces definitivamente tienes un motivo para celebrar. Las celebraciones pueden ser pequeñas o grandes, la clave es hacer un esfuerzo consciente para encontrar motivos para estar alegres.

Felicítate a ti misma

Date una palmadita en la espalda cuando hayas hecho un buen trabajo. Escríbelo en un diario  compártelo con tus amigos o familiares. Así como eres consciente cada vez que algo sale mal, la realidad es que te mereces algo de reconocimiento propio cuando logres lo que querías o hagas un buen trabajo.

Comparte experiencias con otros

Compartir experiencias positivas con otras personas hace que sea más fácil conservar las buenas energías y bienestar, además de que definitivamente sirve para fortalecer cualquier tipo de vínculo interpersonal. Mientras te propones realizar un cambio para mejorar tu salud y estado físico, involucra a otras personas en tu viaje de cambio. El apoyo social generalmente lo hace más divertido y casi siempre hace que sea más fácil tener éxito en nuestros objetivos.

Construyendo los recuerdos

Haz que sea más probable que recuerdes experiencias positivas en tu vida al involucrar muchos de tus sentidos en la experiencia. Más tarde, el mismo olor o sonido puede recrear esa experiencia en el futuro en tu cabeza y en tu corazón. Por ejemplo, ¿alguna canción de tu infancia te trae de vuelta a una experiencia específica de tu pasado? Puedes lograr esa misma sensación hermosa de deja vu si tomas en cuenta este consejo.

Hacer que el tiempo valga

Cada nuevo padre ha escuchado a un padre con hijos mayores comentar con alguna variación de “Disfrútalos ahora, el tiempo vuela” o “Los días son largos, pero los años son cortos”. Si bien, por supuesto, no podemos hacer que el tiempo pase más lento, podemos crear una sensación de desaceleración al recordar los momentos más felices de la vida. Tomate un tiempo para mirar fotos y videos antiguos y revivir los momentos que te dieron alegría.

Tener presente tus buenas vivencias

Expresar regularmente gratitud se asocia con felicidad, amabilidad, salud y bienestar. Practica tener presentes aquellas cosas por las que debes estar agradecido a diario llevando un diario de agradecimiento durante una semana (o más). Cada noche antes de acostarte, escribe tres cosas por las cuales estas agradecido.

Déjate absorber por el momento

¿Alguna vez has tenido una experiencia en la que estabas tan concentrado en hacer algo que te perdiste en el momento, sin una sensación de tiempo o lugar? Es posible que hayas estado experimentando lo que se conoce como el “estado de fluir”.  Fluir en el momento ayuda a mejorar la felicidad, el afecto positivo y el rendimiento y el comportamiento. Prepara el escenario para crear una experiencia de inmersión absoluta permitiéndote a ti mismo un tiempo, libre de distracciones, para trabajar en un proyecto, pasatiempo o deporte un tanto desafiante que hayas estado ansioso por hacer.

Agudizar los sentidos

Nuestros cinco sentidos de la vista, el sonido, el gusto, el tacto y el olfato nos ayudan a experimentar completamente el mundo. Haz un esfuerzo por prestar más atención a las vistas, sonidos, olores, sabores y texturas de la vida.

Comparar es buena idea

La última de las estrategias efectivas para probar en la búsqueda de un mayor bienestar diario es comparar. ¿De qué manera es tu vida hoy mejor que en el pasado, o cómo hubiera sido si no hubieras tomado ciertas decisiones positivas que te cambiaron la vida? Tómate el tiempo necesario para reflexionar sobre cómo tus elecciones han ayudado a que tu vida sea todo lo buena que es hoy.

 

Aceptas el uso de cookies al navegar por esta web. Más información.

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar