La clínica depresión castellon es la mejor alternativa para hacerle frente a esta dolencia que afecta a un enorme porcentaje de la población mundial. Si bien no es nada facil, lo cierto es que el camino hacia la recuperación puede resultar más gratificante de lo que creemos. Basta con dar ese impulso inicial para comenzar a sentirnos mejor.

Dar el primer paso es siempre lo más difícil, pero lo cierto es que una vez que tomamos impulso podemos lograr un camino sumamente efectivo hacia la recuperación en la clinica depresion valencia.

Clinica depresion castellon: ponte en movimiento

Cuando estás deprimido, solo levantarte de la cama puede parecer una tarea desalentadora, y ni hablar de la idea de hacer ejercicio físico. Pero el ejercicio es un poderoso luchador contra la depresión, y una de las herramientas más importantes en tu arsenal de recuperación. La investigación muestra que el ejercicio regular puede ser tan efectivo como los medicamentos para aliviar los síntomas de depresión, por lo que la actividad física debe ser uno de los pilares en tu camino hacia la curación. También ayuda a prevenir la recaída una vez que estés bien.

Para sacarle ventaja al ejercicio, intenta al menos 30 minutos de ejercicio por día. Esto no tiene que ser todo a la vez, y está bien comenzar de a poco si no encuentras la motivación adecuada o te sientes desanimado a hacerlo. Combinar la actividad física con el tratamiento especifico de la clinica depresion valencia es una gran estrategia hacia el bienestar.

La fatiga desaparece

Comenzar a hacer ejercicio puede ser difícil cuando estás deprimido y te sientes agotado, pero lo cierto es que la investigación muestra que tus niveles de energía mejorarán si eres constante con tu ejercicio. El ejercicio te ayudará a sentirse con energía y menos fatigado.

Encuentra ejercicios que sean continuos y rítmicos

Los mayores beneficios para la depresión provienen del ejercicio rítmico , como caminar, entrenar con pesas, nadar, artes marciales o bailar, donde se mueven los brazos y las piernas.

Agrega un elemento de atención plena 

Especialmente si tu depresión está enraizada en un trauma no resuelto o alimentada por pensamientos obsesivos y negativos. Concéntrate en cómo se siente tu cuerpo mientras se mueve, como es la sensación de tus pies golpeando el suelo, o la sensación del viento entu piel si tienes la oportunidad de hacer actividad física al aire libre.

Emparéjate con un compañero de ejercicio 

Trabajar con otros no solo te permite pasar tiempo socializando, sino que también puede ayudarte a mantenerte motivado para ser constante en tu rutina. Intenta unirte a un club de atletismo, tomar una clase de aeróbicos o baile acuático, buscar compañeros de tenis o inscribirte en una liga de fútbol o voleibol.

Clinica depresion castellon: dieta saludable para combatir la depresión

Lo que comes tiene un impacto directo en la forma en la que te sientes. Reduce la ingesta de alimentos que pueden afectar negativamente a tu cerebro y estado de ánimo, como la cafeína, el alcohol, las grasas trans y los alimentos con altos niveles de conservantes químicos u hormonas (como ciertas carnes).

No te saltes las comidas

Pasar demasiado tiempo entre comidas puede hacer que te sientas irritable y cansado, así que intenta comer algo al menos cada tres o cuatro horas.

Minimiza el azúcar y los carbohidratos refinados

Puedes desear refrigerios azucarados, productos horneados o alimentos reconfortantes como pastas o papas fritas, pero estos alimentos para “sentirse bien” rápidamente provocan un colapso en el estado de ánimo y la energía en el largo plazo. Intenta eliminar la mayor cantidad posible de estos alimentos.

Aumenta tus vitaminas B

Las deficiencias en vitaminas B como el ácido fólico y B-12 pueden desencadenar la depresión. Para mejorar tus niveles de vitamina B prueba con un suplemento vitamínico del complejo B o come más cítricos, verduras de hoja verde, frijoles, pollo y huevos.

Mejora tu estado de ánimo con ácidos grasos omega-3

Los ácidos grasos Omega-3 juegan un papel esencial en la estabilización del estado de ánimo. Las mejores fuentes son los pescados grasos como el salmón, el arenque, la caballa, las anchoas, las sardinas, el atún y algunos suplementos de aceite de pescado de agua fría.

La importancia de la dosis diaria de luz solar

La luz solar puede ayudar a aumentar los niveles de serotonina y mejorar tu estado de ánimo. Siempre que sea posible, sal durante las horas del día y exponte al sol durante al menos 15 minutos para obtener los increíbles beneficios de la vitamina D en tu organismo. 

Desafiar a los pensamientos negativos

¿Sientes que eres impotente o débil? ¿Que suceden cosas malas y no hay mucho que puedas hacer al respecto? ¿Que tu situación es desesperante y no tiene solución? La depresión da un giro negativo a todo, incluida la forma en que te ves a ti mismo y tus expectativas para el futuro.

Cuando este tipo de pensamientos te abruman, es importante recordar que este es un síntoma de tu depresión y que estas actitudes irracionales y pesimistas, conocidas como distorsiones cognitivas, no son realistas. Cuando realmente los examinas, no se sostienen. 

Una vez que identifiques los patrones de pensamientos destructivos que contribuyen a tu depresión, puedes comenzar a desafiarlos con preguntas como:

  • “¿Cuál es la evidencia de que este pensamiento es cierto?”
  • “¿Qué le diría a un amigo que tuvo este pensamiento?”
  • “¿Hay otra forma de ver la situación o una explicación alternativa?”
  • “¿Cómo vería esta situación si no tuviera depresión?”

A medida que repreguntas tus pensamientos negativos, puedes sorprenderte de lo rápido que se desmoronan. En el proceso, desarrollarás una perspectiva más equilibrada y ayudarás a aliviar tu depresión.

Aceptas el uso de cookies al navegar por esta web. Más información.

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar