La incertidumbre no es una buena amiga de los seres humanos: lo cierto es que en los tiempos en los que vivimos, la falta de seguridad acerca del futuro y de lo que está por venir es algo que a más de uno de nosotros nos genera grandes malestares personales. En esta oportunidad compartimos contigo una serie de estrategias especiales para afrontar momentos de dudas, miedos e incertidumbres para que puedas sobrellevar estos momentos de aislamiento social de la mejor manera posible.

Afrontando momentos de incertidumbre

A medida que enfrentamos tiempos inciertos, sin precedentes y desafiantes como los actuales en virtud de la pan demia, surje una pregunta crítica: ¿Qué recursos podemos utilizar para ayudarnos a superar esto? ¿Cómo podemos seguir respondiendo a los desafíos actuales sin dejar que el miedo, el pánico o la ansiedad nos superen?  Últimamente me he estado haciendo esta pregunta todos los días, y una y otra vez recordándome lo importante que es contar con una “caja de herramientas” con estrategias para afrontar estas circunstancias.

Rick Hanson escribió alguna vez que como seres humanos tenemos tres necesidades básicas: seguridad, satisfacción y conexión. Cuando percibimos que se satisfacen estas necesidades, podemos permanecer en lo que él llama la “zona verde”, donde podemos enfrentar los desafíos de una manera receptiva y útil. Cuando percibimos que alguna de estas necesidades no está satisfecha, es más fácil pasar a lo que él llama la “zona roja”, donde nuestra respuesta de lucha o huida y el estrés, el miedo y la negatividad pueden tomar protagonismo y sabotear cada momento en nuestra vida.  

Para muchas personas durante el incierto momento del brote, estas tres necesidades vitales están atravesando una amenaza sin precedentes y resulta difícil mantener la calma. En particular, muchas personas sienten una mayor sensación de falta de seguridad e inestabilidad, acompañado por una incertidumbre inigualable con respecto a lo que sucederá en el futuro. Tener herramientas para ayudar a calmar el cuerpo y la mente, para volver a tener una sensación de seguridad en este momento Tan difícil puede ser inmensamente importante.

Herramientas para ayudar a satisfacer las necesidades de seguridad:

Comprende tu cableado evolutivo.  Como especie, nuestro sistema nervioso estuvo programado a través de millones de años de evolución para luchar, huir o, en algunos casos, congelarse en respuesta a amenazas a nuestra seguridad, como los tigres dientes de sable. Esta respuesta adaptativa ayudó a nuestros antepasados ​​a sobrevivir a las amenazas físicas que enfrentaban, y finalmente nos transmitieron sus genes. Si bien esta respuesta está ahí para protegernos, el problema es que no siempre nos sirve en los tiempos modernos. Si bien algunos aspectos de mi respuesta al estrés pueden ser protectores y movilizarme para tomar las medidas y precauciones adecuadas, si mi alarma suena demasiado fuerte e incesantemente, puede dejarme en un estado crónico de tensión, estrés y miedo, lo que definitivamente no nos beneficia.

Entonces, ¿cómo trabajamos con esta respuesta habitual?

Una cosa que he encontrado útil es agradecer a esta parte de mí, esta alarma interna, por tratar de protegerme. Está haciendo lo mejor que puede y cumpliendo la función para la cual ha sido programada. Pero como humano evolucionado, puedo dar un paso atrás y  recordarme que, en momentos como este, contar con un sistema nervioso tranquilo puede ayudarme a pensar con más claridad y ver lo que se necesita

Calmar la mente va de la mano con relajar el cuerpo, por lo que aquí también debemos hacer hincapié. No existe una única forma correcta de traerle calma al cuerpo. Para algunos puede ser un baño tibio, pasar tiempo con una mascota querida o escuchar música inspiradora. Puede que en algunos momentos el miedo no termine de irse del todo, pero tu cuerpo agradecerá que le dediques unos minutos al día para invitarlo a la relajación y a la contemplación.

Las necesidades de satisfacción

La vida de muchas personas ha cambiado de manera dramática en muy poco tiempo. Los estudiantes están en casa, muchos profesionales han tenido que comenzar a trabajar desde el hogar y muchos otros han incluso perdido su empleo como consecuencia de la  pan demia. Esto hace que incluso nuestras rutinas de entretenimiento más básicas puedan verse afectadas. Es posible que necesitemos ser creativos para encontrar formas de alimentar nuestras necesidades de satisfacción a medida que nuestras rutinas se ven interrumpidas, pero tener una mente abierta y la voluntad de pensar fuera de la caja es un excelente lugar para comenzar.

Las necesidades de conexión

Más que nunca, en tiempos de crisis necesitamos conexión con los demás, sin embargo, esta misma conexión está siendo desafiada de una manera que nunca antes habíamos experimentado. Similar a nuestra necesidad de satisfacción, es importante reconocer y priorizar esta necesidad de vincularnos con los demás y encontrar formas creativas de permanecer conectados. ¡Afortunadamente, tenemos a la tecnología de nuestro lado! Las llamadas telefónicas y las videollamadas nos permiten mantenernos en eje y conectados con las personas que queremos pero que tenemos lejos de manera temporal.

Si bien estos tiempos inciertos pueden desafiarnos, es posible tomar medidas para ayudarnos a sentir más momentos de calma, seguridad, satisfacción y conexión de lo que lo haríamos si dejáramos sin control nuestro pánico y ansiedad. A medida que avanzamos hacia la “zona verde”, podemos ser más receptivos y menos reactivos a los desafíos en cuestión, y enfrentar cada día con resistencia, fuerza interior y coraje para guiarnos a través de este territorio desconocido.

Aceptas el uso de cookies al navegar por esta web. Más información.

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar