Si eres una de las innumerables personas que están lidiando con una ansiedad abrumadora en estos momentos, sabes que esto puede afectar cada parte de tu ser: tu cuerpo se siente tenso y nervioso, tu mente se acelera con pensamientos ansiosos y tu espíritu se siente exhausto bajo el peso de todos estos signos. El manejo efectivo y el tratamiento ansiedad alicante requiere de prácticas que aborden el cuerpo, la mente y el espíritu.

Tratamiento ansiedad alicante para alinear nuestra vida

Este tratamiento ansiedad alicante centrado en la atención plena ofrece tres enfoques entrelazados para tratar la ansiedad:

  • Mente: las técnicas cognitivas abordan los pensamientos rumiantes y exagerados que alimentan nuestra ansiosa preocupación por todo lo que nos rodea.
  • Cuerpo: las técnicas conductuales ofrecen formas poderosas de enfrentar esos miedos.
  • Espíritu: la presencia consciente te ayuda a volver al centro, lo que proporciona una base firme para abordar la ansiedad.

Estos enfoques funcionan juntos y se refuerzan entre sí; por ejemplo, la conciencia plena te ayuda a reconocer y cambiar los pensamientos que provocan ansiedad.

Tratamiento ansiedad alicante: practicas para alinear los ejes

La ansiedad a menudo conduce a respuestas que terminan perpetuando pensamientos, sentimientos y comportamientos nerviosos que se unen en un círculo vicioso que profundiza todas estas conductas viciosas. Con el tiempo, estas respuestas pueden convertirse en hábitos, que conducen a una espiral ascendente de ansiedad. Pero puedes cambiar la forma en que el cerebro responde a la ansiedad a través de la práctica deliberada de algunas cuestiones que mencionaremos a continuación. 

¿Qué hacer cuando espero siempre lo peor?

La ansiedad a menudo desencadena pensamientos e imágenes aterradoras, y puede parecer que estos temores seguramente se harán realidad. Cuando notes que estás temiendo un desastre imaginado provocado por este mecanismo de pensamiento, debes decirle a esos pensamientos exactamente lo que son: “Eso es una fantasía”. Acompañado de una respiración profunda, podrás volver enseguida a la normalidad.

La rueda del pensamiento que no para

Preocuparse es algo repetitivo e improductivo: la resolución real de problemas, por el contrario, está enfocada y dirigida, y tiene la característica de apuntar siempre a soluciones reales. Cuando te sientas preocupado, tomate el tiempo de averiguar y reflexionar sobre si hay un problema real que resolver o si tu mente simplemente está girando sobre sí misma y ha caído en un circulo de rumiacion mental. Después de esto trata de redirigir tu energía mental hacia la resolución productiva de problemas y las cosas que realmente puedes controlar en tu vida.

Poner en foco en lo que puede salir bien

La ansiedad a menudo nos obliga a centrarnos en todas las cosas que podrían salir mal y a preocuparnos de antemano por cosas que no sabemos si van a pasar. ¿Quién quiero ser? Cuando te preocupes por cómo te irán las cosas hoy, cambia la conversación en tu mente. Pregúntate, en cambio, “ ¿Qué tipo de persona quiero ser frente a los desafíos que enfrento? “

Los patrones de consumo poco saludables

La ansiedad a menudo nos lleva a consumir en exceso: comer azúcar, beber alcohol, mirar televisión durante horas interminables en el día o desplazarnos de forma compulsiva por las redes sociales. Estas formas de consumo solo provocan más ansiedad a largo plazo, porque no abordan la raíz de nuestra inquietud, por lo que nos vemos obligados a consumir más y más. Para tratar de desbaratar esta conducta, lo mejor es concentrarnos en crear antes que en consumir: por ejemplo preparar una comida, arreglar un ramo de flores, limpiar la casa o armar una nueva decoración.

Combatir la agitación física producto de la ansiedad

Cuando estás ansioso todo el tiempo, la respuesta al estrés del cuerpo se activa continuamente. Como resultado, la tensión física se acumula en el cuerpo, lo que refuerza la sensación de que algo va mal. ¿Cómo podemos enfrentar esta tensión física? Lo ideal es que nos demos un tiempo para “sacudirla” de nosotros. Moverse es una forma efectiva y saludable de liberar todo el estrés que se acumula en el cuerpo. Cuando te sientas tenso y ansioso, intenta sacudir el cuerpo durante unos minutos. Sacude los brazos, mueve los hombros y sacude las caderas, las piernas y los tobillos. Esta práctica que a simple vista puede parecer tonta, tiene efectos poderosamente relajantes en el sistema nervioso.

Decir “No” a la realidad

La ansiedad nos empuja a resistir la realidad, a cerrarnos y decir “no” a lo que está sucediendo. Esta resistencia conduce a una tensión innecesaria, ya que luchamos contra cosas que están fuera de nuestro control. Cuando te enfrentas a algo que te pone ansioso, pregúntate: ¿Puedo hacer eso que se me presenta? La paz está disponible para nosotros cuando reunimos el coraje para enfrentar la vida tal como es.

Enfrentando los problemas de sueño

El sueño profundo es una de las víctimas más comunes de la ansiedad: cuando el sistema nervioso simpático está atascado en la posición “encendido” y constantemente alerta, tendemos a llevar nuestras preocupaciones a la cama, y pasamos noches inquietas de descansos que parecen imposibles de concretar.

Para poder tratar de encausar adecuadamente el descanso, debemos enfocar el sueño como una práctica espiritual en la que nos volvemos a conectar con nosotros mismos. Confía en que puedes dejar de pensar y de hacer, y permítete entrar en el modo de “ser”. Permite que las preocupaciones del día se desvanezcan, sabiendo que cualquier cosa que necesite tu atención puede esperar hasta mañana. Entra en el sueño como un momento de renovación para tu mente, cuerpo y espíritu.

La ansiedad es una parte inevitable de la vida, y en realidad es una experiencia necesaria para enfrentar los desafíos de la vida. Una cantidad manejable de ansiedad nos indica que algo es importante y proporciona motivación y energía para que nos ocupemos de ello. Conquistar la ansiedad no significa deshacernos de ella por completo: significa vivir la vida en tus propios términos, en lugar de permitir que la ansiedad la maneje por ti. En eso nos enfocamos en el tratamiento ansiedad alicante.

Aceptas el uso de cookies al navegar por esta web. Más información.

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar